¿Quiénes somos?

Está aquí: 

 

RESEÑA HISTÓRICA JUNTA MUNICIPAL LA CANELA

 La historia de la Junta Municipal de La Canela inicia con la proclamación de la “Ley 167-97 promulgada el 27 de julio de 1997.  La proclamación se hizo el domingo 12 de octubre de ese mismo año en el parque Gaspar Polanco de La Canela. Este cabildo comenzó a funcionar el 24 de marzo del año 1998, en una casa alquilada al Sr. Teófilo Colón, en el 2000 fue trasladado a la avenida Antonio Guzmán Fernández.  En el año 2002, fue inaugurado el Palacio Municipal, que se convierte en el primer Distrito con la construcción de su palacio Municipal.

En la proclamación de la Junta Municipal fueron elegido José Luis López (Síndico), Carlos Manuel Flete (Vice Sindico), Carmelo A. Vargas (Tesorero), Léccido A. Toribio (Secretario Municipal), Eladio Suárez; (presidente de la sala capitular), Leonardo Ml. Grullón Jorge (vocal) y Marino Luciano (vocal). Por lo que este Distrito Municipal tiene 23 años de creación, con un crecimiento progresivo.

Desde su fundación hasta el año 2010, los Directores que administraron la Junta Municipal, eran colocados por el Alcalde y Regidores del Ayuntamiento del Municipio cabecera; entre los que podamos citar: José Luis López (1998 – 2003); Leonardo Grullón Jorge (2003 – 2004); Héctor Arias (2004 – 2005 * 2007 – 2010); Carlos Manuel Flete (2005 – 2007).  Para el año 2010 – 2020, por ley fue aprobado que en los Distritos Municipales la dirección municipal fuera elegida por votos, aunque eran arrastrados por los votos del Síndico del Municipio cabecera.  Para las elecciones del año 2020, el pleno de la JCE se reunió para determinar que los síndicos y vocales sean elegidos directamente por votación popular.

Su organización política está estructurada por dos órganos de gestión complementarios, uno normativo, reglamentario y de fiscalización que se denominara concejo municipal, y estará integrado por 1os vocales/as, y un órgano ejecutivo o sindicatura que será ejercido por el síndico/a, 1os cuales son independientes en el ejercicio de sus respectivas funciones, y estarán interrelacionados en virtud de las atribuciones, competencias y obligaciones que les confiere la Constitución de la República Dominicana y la presente Ley.